La impuntualidad es un efecto secundario de un tipo de personalidad.

0
57

Es normal que por algún imprevisto las personas puedan llegar eventualmente tarde alguna vez, pero llegar siempre tarde es otra cosa. Para los puntuales, esa actitud es bastante molesta.

Una de las razones más comunes por las que las personas llegan tarde con frecuencia es que simplemente no evalúan con precisión cuánto tiempo les llevará una tarea, algo que se conoce como la falacia de la planificación, es la tendencia a subestimar el tiempo para concluir una tarea.

Las personas más relajadas y tranquilas, suelen llegar más tarde.

La explicación es que para las personas más relajadas y tranquilas, el tiempo pasa de manera diferente. Los especialistas dicen que las personas que llegan tarde también deben darse cuenta de que no pueden estar en dos lugares a la vez, y entonces, tratar de planificar menos cosas y con más tiempo entre cada una de ellas.

Pero lo cierto es que cuando se trata de un rasgo de la personalidad, no hay mucho que puedas hacer de manera voluntaria para cambiar eso, pero aceptar que necesitas corregir esa conducta puede ayudar.

¿Qué te puede ayudar a ser más puntual?

El problema para las personas consideradas impuntuales suele ser la de una diferencia de criterios. En efecto, según las distintas culturas, la precisión horaria que debe cumplir una persona puede variar. De la misma manera, no es lo mismo un retraso de diez minutos al llegar a una reunión (algo que será muy mal visto) que a una comida informal con nuestros amigos.

Por el contrario, si llegas tarde por descuidada o por desinteresada, estarás transmitiendo una imagen negativa a quienes te esperaban, ya sean tus empleadores o incluso tus amigos.

Deja tu ropa preparada la noche antes de ir al trabajo, pon dos alarmas para asegurarte de que alguna te despierte, calcula un margen de quince minutos más de los que necesitarás para alistarte. Finalmente, si se trata de una actitud de desinterés, considera que perjudicas con ella a muchas personas, y en especial a ti misma.

Organiza tus actividades con antelación asignando a cada una más tiempo de lo requerido, Si el compromiso es a las 8:00, proponte llegar a las 7:50, mira tu reloj más seguido.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here