Lucha contra la fuerza de voluntad.

0
481

La falta de voluntad. Nos referimos a personas que siguen un modus operandi perjudicial en su vida. Esos que se motivan mucho y, de repente, sienten que quieren hacer cosas nuevas y se proponen nuevos retos pero, al final, nunca los empiezan o suelen dejarlos a medias.

Muchos justifican y ocultan su falta de voluntad en excusas como las que hemos dicho antes para evitar el sentimiento de culpa.  No llegar nunca a terminar lo que te propongas no tiene por qué ser tu sino eterno, puedes luchar contra ello y te vamos a explicar cómo hacerlo.

¿Qué motivos llevan a alguien a sufrir falta de voluntad?

Uno de los motivos por el que las personas desarrollan este comportamiento reside en la educación que se ha recibido en casa. El tipo de conducta que inculcan en sus hijos los padres autoritarios y controladores impide que los niños desarrollen la capacidad de autorregularse, de internalizar sus propias intenciones y de aprender a actuar en consecuencia.

La frustración es una gran fuente de aprendizaje y también es importante empezar en la infancia.

Si de pequeños no nos han enseñado a frustrarnos de vez en cuando, a perseguir metas con obstáculos y, lo más importante, a aprender de esos obstáculos, lo vamos a tener más complicado a la hora de sacar la fuerza de voluntad”.

La  procrastinacion es un mecanismo de defensa que se desarrolla a partir de vivencias como estas. Lo que provoca es que actuemos con resentimiento y rebelión ante lo que suena imperativo, es decir, cosas del tipo “tengo que”. La mente se convence de que algo es difícil o complicado de realizar, incluso doloroso y, en consecuencia, busca excusas para no hacerlo a pesar de que el deseo de realizarlo sea muy potente.

Es usual que no se confíe plenamente en una persona con falta de voluntad, porque se cree que no se va a comprometer y que puede dejarnos tirados en cualquier momento.

Es un comportamiento que acaba dañando emocionalmente a la persona que lo sufre, ya que el círculo vicioso de proponerse algo y no conseguirlo termina por atacar la autoestima de la persona.”La falta de voluntad provoca en quienes la padecen frustración, angustia o incluso ansiedad.

La falta de voluntad es algo que afecta a muchas personas y tal vez no le damos la importancia que merece. Si nos enfrentamos a este problema podemos llegar a superarlo con disciplina. De hecho, las personas que tienen mucha fuerza de voluntad suelen tener un carácter muy ordenado, normativo, rígido y meticuloso. Conseguir lo que nos proponemos requiere esfuerzo, no cae del cielo, por eso es importante asumir esa realidad cuando nos enfrentemos a una nueva meta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here