Muchas veces el ser humano se deja deslumbrar por las apariencias.

0
5

Desde pequeñas nos han inculcado la necesidad de amar y sentirnos amadas, sin embargo cuando nos llega el momento de iniciar una vida de pareja, los “consejos” de propios y ajenos no se dejan esperar, pienso que esa es una manera muy sutil de decir, “mira cual sería tu futuro económico al lado de esa persona”. No se puede negar que mucho de esto nos lo dicen pensando en nuestro futuro, ¿pero de qué futuro hablan? ¿Será de un futuro de amor, paciencia y tolerancia; o será un futuro en el que nunca te va a faltar nada?

¿Pero qué pasa cuando ya somos adultas y lo único que cuenta es lo que pensamos y escogemos, lo que nos parece que más nos conviene, seduce o gusta?

Mide el amor de acuerdo a las apariencias de su pareja, mide el amor de acuerdo a lo complaciente que sea su pareja, sin darse cuenta el amor se reduce o se amplía a conveniencia, al tamaño de la casa o la marca y año del carro y sin siquiera notarlo, con ello está poniendo precio a los cuidados y hasta a los “te amo” hacia su pareja. Suele decirse que el hombre dice lo que a las mujeres nos gusta escuchar, y es eso precisamente por lo que algunas mujeres se dejan estafar, no sólo en lo material sino también en lo sentimental.

¿Qué pasa cuando el dinero se termina?

Resulta que el hombre no es rico ni mucho menos, más bien trabaja muy duro. Cuando se termina lo poco o lo mucho que haya podido ahorrar con muchos sacrificios, ese hombre ya no tiene cómo complacer con dinero a la mujer ambiciosa y calculadora que se valió de sus encantos para conseguir lo que quería. La mujer por su parte, se queda sentada sobre los esfuerzos del hombre al que automáticamente dejó de “amar” porque cuando el dinero se esfumo, también se esfumo “el amor.

Tristemente, son muchas las personas que dejan por un lado ese sentimiento tan noble y lo cambian por un puñado de dinero que con el tiempo puede llegar a extinguirse, al igual que se desgasta la juventud.

¿Los valores materiales son muy importantes y necesarios para vivir?.

Pero serán más importantes que vivir a la sombra y el resguardo del verdadero amor, o  las impurezas del corazón que no las cubre el dinero, la felicidad no se logra con el bienestar temporal que da el dinero, antes de vender amor, antes de engañar, antes de estafar los sentimientos de otra persona.

 

Compartir
Artículo anteriorQue pasa, el amor no se vende, es un sentimiento que no tiene precio.
Artículo siguienteEl sufrimiento del alma, o llamado de silencio a nuestro dolor.
Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista , programadora, expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me he dedicado al deporte como instructora de aerobicos, ahora sigo rutinas de X-BOX, para mantener mi cuerpo y mente sana..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here