Nos envejece más la cobardía que el tiempo, porque el miedo nos paraliza.

0
28

Cuantas veces por miedo no nos arriesgamos a mirar la cara de ese amor con quien tanto soñamos, pensamos mil cosas tontas para no hacer aquello que deseamos con todo el corazón.

No nos atrevemos a viajar a ver a ese ser cautivador que nos robó el corazón por este medio que es Internet. Tenemos miedo de no ser lo que él esperaba, miedo por haberle mentido demasiado y no saber cómo enfrentar la verdad. ¿Verdad que muchas veces han pasado por un calvario así? Es necesario mirarse al espejo, saber que son guapas, que son personas inteligentes, que serán capaces de arreglar cualquier malentendido si hay amor de verdad… por eso es necesario perder el miedo y las cobardía en todos los aspectos de la vida.

Muchas veces nos ofrecen un trabajo nuevo y lo dejamos pasar porque al miramos nos encontramos mil defectos, y al final ni siquiera acudimos a la entrevista de trabajo. Ciertamente la cobardía nos va matando lentamente, el miedo nos invade, la soledad no la sabemos manejar, y si se dan cuenta todos tienen un común denominador: “la cobardía a la cosas de la vida”.

Mirando la vida de frente, y dejando la cobardía a un lado.

Descubrirás que todo se te hace más liviano, que las cosas no te pesan tanto, que podrás hablar con la verdad… no sólo con tu pareja sino también con todos los que te rodean. Amigas, la cobardía no debe entrar en nuestras vidas, hay que erradicarla totalmente, es destructiva, no nos hace bien. No tengamos miedo, seamos valientes, no demos la espalda y enfrentemos la vida con dignidad y entereza. Hay una gran verdad detrás de esa frase que dice que los años arrugan la piel, pero la cobardía y el miedo nos arruga el alma.

La cobardía nos impide ser nosotras misma.

Atrévanse a salir adelante, anímense a conocer otros lugares, quizás a ese amor que conoces ¿qué puedes perder?  Nada, sólo puedes ganar, porque ya sabrás que lo viste, que lo tocaste, que no fue un sueño, y en Dios quedará el futuro de esa relación. Anímate a salir a buscar tus sueños. No dejes que tus ilusiones se queden acostadas dejándote inerte. Muévete, no tengas miedo, la vida es un rato y debes vivirla, sin parar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here