Personas prudentes o temor a que los bajen de las nubes.

0
182

La verdad es que muchas personas que sienten que otros tienen un enorme “ego”, en realidad se menosprecian ellos mismos, menosprecian su poder. Se sienten “solo hombres”. Normalmente esas tienen una pobre visión de sí mismos y de la humanidad en general. Y al compararse con otros, que tienen una visión saludable y poderosa de ellos mismos, entonces sienten que los otros están mal, que andan en las nubes, etc.

Imaginemos que otra persona escucha a esta persona que habla de sus logros. Esta persona quizá piense, que esa persona es egocéntrica, que tienen un enorme ego, que se jacta de lo que sabe, etc. Quizá alguien diga que es mejor la prudencia porque de repente llega alguien que sabe más y entonces aquel presuntuoso queda reducido.

Bien, esa es una actitud de miedo, la mayoría de las personas que son prudentes, en realidad son cobardes, temerosas. Son incapaces de alzarse sobre sí mismos, por temor a que otra persona los “baje de las nubes”. Son incapaces de decir “Yo puedo hacerlo”, “Yo lo haré”.

Es mejor alguien que habla con denuedo aunque no tenga el poder, que alguien que tenga el poder y piense cobardemente.

Conforme crezca la visión de sí mismo, entonces usted comenzará a llenar su vida de riqueza, de belleza, de mejores relaciones, de espiritualidad, de generosidad y de todo lo que se antoje. En la medida en que usted crezca, se dará cuenta de que  puede tener todo lo que desea, tan solo haciendo cambios en usted mismo.

Usted comprenderá entonces que ser rico, santo o héroe es una elección. Tanto si desea ser una persona más espiritual como si desea enriquecerse, le ayudará a conseguir eso que usted anhela. Puede ser muy rico y muy espiritual al mismo tiempo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here