Tomar decisiones es: Poner la mejor alternativa para tu vida futura.

0
11

Los jóvenes se enfrentan a diferentes situaciones que ponen a prueba su capacidad de decisión.  Ya sea decir no a las drogas, negarse a probar alcohol si se va a manejar, o estudiar para un examen antes que ir a una fiesta, se convierten en peldaños que forjan la personalidad del joven y lo preparan para una exitosa o penosa adultez.

Es necesario que los jóvenes visualicen la dimensión real de las decisiones que cada día toman sean grandes o no, pues en esa medida aprenderán a tomarlas adecuadamente y serán consecuentes con ellas”.
En este sentido, desde los hábitos alimentarios que asume, hasta el rendimiento académico que tiene, serán decisiones con importancia, una a largo plazo con la salud y la otra con resultados inmediatos en el colegio o la universidad.

La capacidad de tomar decisiones se forja con el apoyo de los padres hacia los hijos.

Es muy importante que en los núcleos familiares se involucre a los niños en la toma de decisiones y se explique por qué se toma de esa manera”.
Este tipo de comportamiento familiar, hará que sea algo menos traumático y dispendioso el proceso de toma de decisiones y que se forje el “criterio de ir creciendo con responsabilidad ante la realidad”.
Si los padres se muestran en desacuerdo mutuo se genera una sensación en el joven de que el mundo tiene una incertidumbre inmanejable, lo que genera personas dudosas y que rechazan la toma de decisiones.

También es de gran importancia el acompañamiento de los padres en el proceso de toma de decisiones.

La capacidad de tomar decisiones parte de la autoestima que tenga el joven y del apoyo que recibe de sus padres.
No sólo basta con desear determinación, el núcleo familiar y un adecuado desarrollo en la etapa de la niñez son fundamentales. Sin embargo, errar es de humanos, y aunque se tenga la mejor formación y disposición en la toma de decisiones, no se está exento de fallar.

odas las consecuencias así sean malas dejan aprendizajes que ayudan a construir la personalidad y mejoran la fortaleza del carácter para no desfallecer ante las dificultades que trae la realidad todos los días”.
No obstante, hay que tener en cuenta que por miedo al error no se puede dejar de tomar decisiones.
El miedo a errar es natural y se supera en la medida en que se tomen decisiones constantemente.

¿Cuáles son las principales consecuencias de una persona que no toma sus propias decisiones? 

Riesgo al maltrato, frustración, exclusión y con el tiempo el riesgo de desarrollar un trastorno depresivo mayor es muy grande.

Por ese motivo decida usted mismo crecer sin dolor, aunque le resulte muy difícil.

Cada decisión que hay que tomar es una enseñanza que la vida pone en el camino y que va formando la madurez. El mejor mensaje sobre la toma de decisiones proviene de escucharse a uno misma.

Compartir
Artículo anteriorCómo tomar las decisiones correctas, sin dejar herido a nadie.
Artículo siguienteAnte pensamientos suicidas, se debe buscar apoyo.
Madre y esposa. Me considero una mujer con metas por lograr un mundo diferente, Me desarrollo como analista , programadora, expresando mis mejores experiencias a través de la tecnología. Me apasiona los temas de superación en todos sus campos y a la vez me he dedicado al deporte como instructora de aerobicos, ahora sigo rutinas de X-BOX, para mantener mi cuerpo y mente sana..

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here