Tu vida podría cambiar a mejor, eres la dueña de tu destino.

Las mujeres maduramos, no afeamos, ganamos belleza… a veces tanto exterior como interior. Ojalá que cada cierto tiempo, cuando te miras al espejo, puedas reconocer una mejor versión de ti misma. Habrá muchas preguntas en tu mente, pero realmente eres tú quien tiene las respuestas, no hay nadie que te conozca mejor que tú misma. Por eso estas preguntas son necesarias hacerlas como también lo es responderlas. Antes al mirarte al espejo veías a la mujer que no se sabía hacer valer, una mujer sometida, sólo “la mujer de tal persona”, pero hoy ya no es así.

No importa amiga, siempre se puede volver a comenzar, hay que proponerse las cosas y cuando tengas las cosas claras en tu mente todo saldrá bien. La vida es como tú la quieras vivir. Cuando te hayas dejado la piel en tratar de cambiar, cuando la pena no sea la única forma que tengas de vivir, cuando te des cuenta de que sí eres capaz de mejorar tu situación.

¿Avanzas o retrocedes?

Los recuerdos, incluso los dolorosos que quisiéramos borrar, siempre estarán presentes, porque forman parte de nuestra vida. Pero tú puedes y debes salir adelante a pesar del pasado. Diariamente hay mujeres que logran salir del hoyo en el que sólo veían oscuridad. Tú puedes lograrlo.

Anímate, dale vida a tus sueños, dale esperanzas a tu corazón, sonriente, espera el nuevo día; nunca se sabe qué pasará, en la vida siempre vamos a tropezar para luego encontrar un brazo firme que nos apoye cuando nuestras fuerzas nos flaqueen.

Las esperanzas siempre deben vivir dentro de ti.

Mujeres que han sabido salir adelante por sí mismas, que han aprendido a reclamar el valor y la dignidad que no sabían tener. Mujeres que aunque sigan teniendo problemas. Mujeres que han aprendido que nos lo pueden quitar todo, pero que nadie nos puede quitar la dignidad de mujer, eso es sólo nuestro.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *